author
Contáctenos: 310 203 53 33

¿Cómo se valora una vivienda? 7 factores clave

Al momento de evaluar un hogar—sea apartamento, dúplex, casa, mansión, o piso—debes tener en cuenta que existen varios elementos que influirán de manera directa en su precio. Su venta es delicada, ya que es un activo demasiado importante. Por ello te invitamos a conocer cómo se valora una vivienda y de qué manera puedes potenciar el precio de la tuya.

¿Cómo se valora una vivienda? 7 factores clave

A contaminación aprenderás cómo aumentar el valor de cualquier hogar sin demasiado esfuerzo:

1.     La ubicación y el entorno

Es diferente interior en una casa urbana, con todos los servicios y locales cerca, que una casa de campo, lejos de los beneficios citadinos. Por tal motivo, mientras mayor sea la accesibilidad a bienes, mayor será el valor de tu hogar. Estos incluyen tiendas, mercados, servicios profesionales (dentistas, abogados, diseñadores, etc.), hospitales, colegios, y más. Una buena ubicación es uno de los aspectos más relevantes, pero no solo está ligada a este rasgo, sino también a:

  • El fácil acceso al sistema de transporte público, las vías, y la movilidad general.
  • Los reglamentos urbanísticos actuales y el uso de los suelos.
  • Cercanía a instituciones de servicios (hospitales, entidades bancarias, universidades, colegios, etc.)
  • Cercanía con locales y centros de comercialización de productos (almacenes de cadena, supermercados, tiendas, farmacias, panaderías, etc.)
  • Cercanía con zonas de cultura, culto, ocio, y entretenimiento (iglesias, bibliotecas, museos, cines, teatros, parques, etc.)
  • Cercanía con zonas públicas (parques, andenes, jardines, equipamiento, zonas verdes.)
  • El desarrollo de nuevas vías, infraestructuras, o el mejoramiento del espacio público. Aquí se incluye el «Plan de Ordenamiento Territorial de la Ciudad» u otra clase de políticas públicas del gobierno.
Artículo relacionado  Crédito hipotecario vs leasing habitacional: ¿cuál es la mejor opción para comprar una vivienda?"

Ten en cuenta que, cuando coloques en arrendamiento tu hogar o cuando quieras venderlo, un avaluador profesional debe realizar una radiografía de los rasgos de tu casa y el sector en general. Entre ellos podemos destacar:

  • Las actividades (disciplinas o profesiones) que predominan en la zona; en conjunto con la remuneración.
  • Las clases de edificaciones que hay alrededor.
  • Y las clases de barrios aledaños que cohabitan con tu sector.

De tal forma que donde habites estará totalmente ligada con la calidad de vida. Si te ubicas en una zona desagradable, insegura, contaminada ambiental y auditablemente, con olores desagradables, etc. No esperes que el costo por metro cuadrado (m2) sea muy alto.

2.     Los atributos físicos

Cada una de las características o los atributos que complementen tu vivienda se incluirán en el precio final. Esto quiere decir que deben evaluar la estructura, la cubierta, los acabados de las fachadas, los entrepisos, las mamposterías, las ventanerías, las puertas—interiores y exteriores—, las escaleras, su ubicación dentro del conjunto residencia, los parqueaderos, los cuartos útiles, el garaje, las zonas comunes, los acabados de las zonas exteriores, el jardín, las fuentes, el frente, y más. Por consiguiente, debes considerar el gasto mensual de la casa, porque también cuenta. Aquí se incluye la tarifa de agua, electricidad, gas, y Wi-Fi, por ejemplo.

3.     La topografía

Debes tener en cuenta que el precio baja o sube en función al terreno donde habitas. Si la casa o el edificio está en un terreno plano, quebrado, o inclinado, el precio es afectado; de igual manera si se identifica como una manzana, un número de lote, una forma geométrica, o una urbanización. Todo cuenta.

Artículo relacionado  ¿Qué es ser copropietario?

4.     Su construcción

Cuando un avaluador llega a un inmueble también debe observar las distintas áreas de construcción, los niveles o números de pisos, la distribución, y la descripción de los espacios. ¿A qué nos referimos con esto? Debe analizar la antigüedad de tu casa, el tipo de los acabados, el estado de conservación, y más.

Se trata de un número demasiado amplio de aspectos que solo un profesional debe—y muchas veces puede—analizar. En otras palabras, el dinero que hayas invertido en tu casa, los metros cuadrados (m2), y qué tan bien la hayas cuidado influirán en su valor total.

5.     Los contratos y otros aspectos legales

Así como los rasgos físicos y la localidad, el avalúo de un inmueble tiene en cuenta el título de adquisición del mismo, el registro catastral, la escritura de propiedad horizontal, el reconocimiento de la firma construcción, y otros rasgos similares. ¿En qué sentido influyen? Muchas personas aumentan el precio de una propiedad porque el dueño es un afamado empresario, actor, cantante, etc.

6.     La oferta y la demanda

Este es un rasgo que no puedes controlar. Aun así, es un buen momento para comprar viviendas, ya que se encontrará—según la situación—al borde del coste de producción de la misma. Cuando aumenta la oferta y hay poca demanda, se reduce el costo del inmueble; cuando aumenta de demanda y hay poca oferta, se eleva el costo del inmueble. Es la «ley del mercado».

7.     La situación económica

Cuando un país tiene problemas políticos o económicos los bienes inmuebles tienden a desvalorizarse, ya que la inmensa mayoría de las personas quieren mudarse de país. Por el contrario, cuando la condición de un país es favorable, y hay educación de calidad, se abren nuevos puestos de trabajo, salarios altos, una calidad de vida elevada, etc., entonces más personas quieren vivir en dicho país; ergo, la demanda se dispara, al igual que el precio.

Artículo relacionado  ¿Qué es la ley de vivienda segura?

Conclusión

Llegado a este punto conoces lo que debes tener en cuenta para estudiar el precio de una vivienda. Cuando no sabes qué hacer o cómo hacerlo, solo debes ver a tu competencia: ¿cuál es el precio de sus hogares; a cuánto lo están vendiendo? Luego analiza el poder adquisitivo de las personas—aquellas que desean comprar un hogar—.

¿Pueden pagar 50.000,00€EUR o más? Adapta el precio para ellos, y colócalo un poco superior o inferior, según tus características y las de tu competencia. Al principio es complicado, pero te invitamos a leer, estudiar, y conocer más sobre el tema. De esta manera te volverás un experto en poco tiempo.

Copyright © 2023 Inmobiliaria B&R. Todos los derechos reservados. Está prohibida la reproducción total o parcial de este contenido sin el consentimiento previo y escrito del autor.

Comparar listados

Comparar